Psicología del Arte – Lev Vygotsky

Psicología del Arte - Vygotsky 2006

El arte es lo social en nuestro interior, e incluso cuando su acción la lleva a cabo un individuo aislado, ello no significa que su esencia sea individual.  Resulta bastante ingenuo y desatinado confundir lo social con lo colectivo, como en una gran multitud de personas.  Lo social también existe cuando sólo hay una persona, con sus experiencias y tribulaciones individuales.  Por ello la acción del arte al realizar la catarsis y arrojar dentro de esa llama purificadora las experiencias, emociones y sentimientos más íntimos y trascendentes del alma, es una acción social.  Pero esta experiencia no se desarrolla según lo describe la teoría de la contaminación (en la que un sentimiento nacido en una persona contagia y contamina a todo el mundo y se convierte en social), sino justo al revés.  La fusión de sentimientos fuera de nosotros la lleva a cabo la fuerza del sentimiento social, que es objetivizado, materializado y proyectado fuera de nosotros y fijado entonces en objetos artísticos externos que se han convertido en herramientas de la sociedad.

–Vygotsky (2006, pag. 304)

El juego es muy importante para los niños de edad temprano.  Es la manera que los niños aprenden la mayoría que pueden aprender.  En su libro sobre el arte en general, y específicamente la literatura, Vygotsky dice que, “para el niño existe una similitud psicológica entre el arte y el juego” (2006, pág. 314).  Este significa que los niños pueden jugar y pueden hacer arte con los mismos pensamientos.

Lo veo este en mis clases todo el tiempo.  Cuando los niños dibujan ellos me dicen lo que hacen los personajes que dibujan.  Están imaginando con sus dibujos en una manera como el juego.  Con la literatura que hacen este es más evidente.  Las historias pueden ser obras del arte, pero para los niños las historias usan los mismos procesos psicológicos como el juego.  Las historias forman una manera de analizar el proceso psicológico del juego.

En sus historias, los niños juegan con las emociones y los sentimientos.  Los niños crean historias que usan humor, miedo, alegría, justicia, amor, y muchos más temas.  Usualmente los niños usan numeroso emociones en una historia.  Vygotsky revela que “una obra artística (como una fábula, un cuento, una tragedia) incluye siempre una contradicción afectiva, suscita sentimientos en conflicto y desemboca en el cortocircuito y la destrucción de dichas emociones” (Vygotsky 2006, pág. 263).

El concepto del uso de los sentimientos en conflicto se manifiesta en esta historia por Enid:

A Película en Rapunzel

Una vez estaba una princesa.  Y allí estaba en su castillo.  Y pues ella era Rapunzel.  Y pues allí hubo un señor en la casa.  Y pues cortó su pelo.  Y pues allí estaba un castillo en un bosque.  Y allí una vez hay un dragon.  Y pues un muchacho niño para matar a un dragon.  Y pues ellos se cazaron.  Y pues ellos estaban juntos.

En la narración, esta historia es maravillosa.  Tuvo un gran empiezo que estableció la protagonista y el escenario.  Hubo tensión, primero con el hombre en la casa que cortó su pelo, y después tensión más dramática con el dragón.  Finalmente la historia terminó con alegría cuando mataron al dragón y terminaron juntos.  Esta historia contenía una dualidad de manipulación emocional que hace gran literatura, uniendo temor con alegría en precisamente el momento perfecto.  El hecho que yo escribí “se cazaron” en lugar de lo que más probable quería decir “se casaron” muestre esta dualidad perfectamente.  Mientras mi miente estaba pensando en el matado del dragón, yo creía que ella hablaría sobra una caza de dragones, pero en precisamente ese punto en la historia ella cambió su sentido y habló sobre el matrimonio.

Vygotsky dice, “El acto de creación artística no puede enseñarse.  Esto no significa, sin embargo, que el educador no pueda cooperar a la hora de formarlo u ocasionarlo.  En el subconsciente penetramos a través del consciente” (Vygotsky 2006, pág. 313).  No enseñé a Enid cómo usar emociones en su obra, ni cómo yuxtaponerlos para cambiar el sentido de la obra.  Pero el hecho que reconocí esta obra como una obra que puede influir mis emociones mostró a ella que sus palabras tienen poder.  Y cuando los niños reconocen que sus palabras son poderosos, pueden manipular las palabras para mostrar su agencia.

Vygotsky señala que es importante considerar “el arte como método para construir la vida” (Vygotsky 2006, pág. 316).  Para los niños una cosa que es más importante en la vida es la familia.  Pues, muchos niños crean historias sobre la familia.  En esas historias, de frecuente un personaje pierde su familia, y el conflicto desarrolla de la búsqueda a su familia, como esta historia por Stephanie:

Elsa y Anna y un Oso Polar

Una vez una chiquito oso polar vino.  Un chiquita.  Y pues alguien vien.  Princesa Elsa.  Una vez el oso polar no quiere familia.  Y dijeron que ellos no van quedarte con nosotros todo tiempo.  Triste.  Y ella dijo, “¿Puedo regresa contigo un otro día?” Un otra dijoren, “Pior cien pueda quedar con nos otros.” Príncipe vino y el niña se casó las dos niñas Elsa y Anna.

Al primero, Stephanie contó esta historia en inglés, y después ella tradujo la historia en español.  En la versión en inglés, la oración “Una vez el oso polar no quiere familia,” era “And then the polar bear had no family” (“Y pues el oso polar no tenía familia”).  Ella usó la palabra “quiere” en lugar de la palabra “tiene.”

Este es interesante porque ella aún está aprendiendo español, y en su mente, las palabras “querer” y “tener” son indistinguibles en español.  Esta paradoja entre lo que el personaje quería y lo que el personaje tenía fue accidente, pero muestra una cosa muy importante en esta historia.  Si el oso polar no quería familia, el resto de la historia no tiene sentido.  ¿Por qué la osa polar está triste cuando Elsa y Anna no quieren quedarse con el oso polar?  ¿Por qué la osa polar pide regresar con ellas?

Las palabras que un autor elige son muy importantes.  Vygotsky dice que “Los sonidos sólo se tornan significativos si la palabra es significativa” (Vygotsky 2006, pág. 96).  Para Stephanie, los sonidos de las palabras “quiere” y “tiene” son bastantes similares para intercambiar las palabras, pero para un lector de español las palabras tienen significativos muy diferentes.

Este es muy importante, porque el significativo se construye en el elemento social.  Creo que lo más importante de este libro es la declaración de Vygotsky que “El arte es lo social en nuestro interior, e incluso cuando su acción la lleva a cabo un individuo aislado, ello no significa que su esencia sea individual” (Vygotsky 2006, pág. 304).

 

En la mes que viene más probable hablaré sobre el libro, Educating Emergent Bilinguals por García y Kleifgen (2010).  Si hay un libro que usted quiere que yo discute en este blog, por favor haga comentario en la página de Lectura Recomendada.

 

Referencias

García, O. & J.A. Kleifgen (2010). Educating emergent bilinguals: Policies, programs, and practices for English language learners.  Nueva York: Teachers College Press.

Vygotsky, L. (2006 [1971, 1925]). Psicología del arte (C. Roche, Trad.).  Barcelona, España: Ediciones Paidós.